Edición Enero – Febrero 2013

Computadora a corta distancia provoca resequedad y visión distorsionada

Regresar

ForoPediatricoEneFeb2013Computadora


GUADALAJARA, JALISCO (01/DIC/2012).- El estar frente a una computadora gran parte del día podría provocar en el usuario problemas de visión, como el monitor está a una distancia no mayor de 50 centímetros, es común que la gente deje de parpadear, lo que provoca resequedad en el ojo, y cuando mira otro objeto su visión pude presentarse distorsionada por momentos.

Si la gente deja de parpadear ya no humedece el ojo y éste se reseca, síntoma común entre la población de la ciudad de México, explicó la optometrista Marcela Tapia, coordinadora de la Clínica de Optometría del Instituto Politécnico Nacional (IPN).



La especialista detalló que la mayoría de la gente usa la computadora o el celular a corta distancia sin parpadear aunado a la contaminación del país es común que se presenten casos de conjuntivitis alérgica.

“Estos padecimientos ahora son comunes, además cuando el paciente requiere de lentes y no los usa le genera mayor problema visual”, dijo la doctora del IPN.

Con el fin de detectar los problemas visuales de la población la Clínica de Optometría del IPN da servicio gratuito en 50 consultorios de 7 a 15 horas. Los errores refractivos o problemas visuales más frecuentes en las personas que se atienden son defectos como miopía, hipermetropía, astigmatismo y presbicia, que es cuando una persona ya no lee a corta distancia y empieza a alejar lo que desea leer para verlo mejor.

“Estos defectos en su mayoría se corrigen al usar lentes, cuando ya no es así hablamos de la probable relación con alguna enfermedad, como es el caso de la diabetes, hipertensión u otras enfermedad sistémicas”, indicó.



En particular –indicó la especialista- no hay anteojos especiales para trabajar frente a una computadora, esta tecnología ya trae un protector, sin embargo, si el paciente manifiesta dolor de cabeza y siente que no enfoca es necesario un examen visual, y unos anteojos le ayudarán a trabajar con la computadora de manera cómoda ya que cada persona requiere una graduación diferente.

En el caso que el paciente tenga algún tipo de retinopatía se canaliza con el oftalmólogo. Asimismo, las personas que tengan algún padecimiento el optometrista los canaliza con el especialista correspondiente y mantienen su consulta de seguimiento en la clínica de Optometría politécnica.

Las consultas en la Clínica de Optometría del IPN son gratuitas y tiene especialidades en pediatría, pacientes débiles visuales, patología, visión binocular y lentes de contacto.

En particular, explicó la optometrista Marcela Tapia, hay enfermedades visuales propias de la edad, por ejemplo, en los niños prevalecen los problemas refractivos, la mayoría presentan astigmatismo.

Con los anteojos, agregó, corregimos el problema y el niño puede desarrollarse bien en su entorno social, si padeciera un problema congénito se canaliza con un especialista.



En la adolescencia principalmente hay errores refractivos y en adultos mayores las retinopatías se presentan como consecuencia de diabetes, hipertensión, glaucoma o catarata metabólica o senil, o bien degeneración macular después de los 50 años.

La especialista en optometría concluyó que si las personas se diagnostican a tiempo con un tratamiento oportuno pueden tener una vida confortable; por lo que recomendó un examen visual una vez al año.

CRÉDITO: AGENCIA ID